La sombra y la bestia (Primera sesión)

Historias Interactivas Foros Partidas de Rol: D&D La sombra y la bestia (Primera sesión)

Este debate contiene 100 respuestas, tiene 11 mensajes y lo actualizó Julian Ross Julian Ross hace 2 días, 13 horas.

Viendo 15 publicaciones - del 76 al 90 (de un total de 101)
  • Autor
    Publicaciones
  • #592
    Savi
    Savi
    Participante

    // Hay mucha chicha aquí que tratar y no quiero soltaros un chusco gigante, os lo dosifico vale? xD Primero va esto, cuando las interacciones que pongo se solucionen pongo otro para opinar sobre si seguir la marcha y para comentar la info que nos ha dado el bandido Pol, que ojo tu lo que ha dicho… xD esto va a estar divertido.

     

    Enelio no había perdido detalle de los movimientos de Perrin y tenía en todo momento controlado el libro de conjuros del arcano muerto, no obstante y a pesar del imperante deseo de poseer los secretos que aquel tomo ocultaba, las circunstancias instaban al mago a atender otros asuntos más apremiantes; El muchacho apresado, que se hacía llamar Pol, resultó ser más inteligente de lo esperado y su lengua no dudo en ofrecer toda la información que se le requería.

     

    Vidrionegro escuchó atento todo lo que el bandido decía, quedando satisfecho con sus palabras, dándolas por ciertas.

    – El muchacho ha dicho la verdad. * Tras pensar durante unos instantes torna su mirada hacia Rom y Hart * Seria peligroso si lo dejáramos libre y decidiera volver a avisar al resto de su banda… al fin al cabo los perros suelen ser fieles a sus amos por muy poca estima que estos les tengan…  Sigo diciendo que lo mejor será dejarlo atado a un árbol junto al camino; Su campamento esta al este de manera que si alguno de sus compañeros sale en su búsqueda topara antes con nosotros.-

     

    Solventado el asunto del prisionero, o al menos habiendo dejado clara su postura para el debate que la cuestión podía suscitar, Enelio se acerca a la gnoma, la cual parecía recobrar la consciencia al estilo de los gnomos; La menuda mujer vociferó durante un buen rato nada más despertar creyéndose aún bajo el cautiverio de los bandidos.

    La vitalidad y la bravura de la gnoma inspiró una sonrisa amable en la cara del mago que termino de disipar del todo su mal humor. Una vez la confusión de la druida se desvaneció Enelio se presentó con un tono amigable

     

    “-Buena luna, señora. Mi nombre es Enelio Vidrionegro… Si, el mismo Vidrionegro creador de “Las doce pócima del buen soñar” y del cotizado “Jugo Virginio”, además de otras muchos brebajes de la más exquisita calidad, cotizados en todo Anm y más allá. *Tras concederse un par de segundos de silencio dramático prosigue* Disculpa si nuestra hospitalidad no ha sido adecuada, buena gnoma, comprende que las circunstancias de nuestro encuentro no han sido demasiado propicias…- ”

     

    La conversación siguió durante un momento hasta que Draloss se acerco y recordó al mago el asunto pendiente con el señor Perrin; Ciertamente no era una buena idea dejar el libro de conjuros en sus manos mucho más tiempo

     

    Perrín se hallaba junto al prisionero, el cual ultimaba sus explicaciones sobre como la gnoma había encontrado su actual suerte. Enelio se acercó al mediano y con un gesto le indico que se retrasara unos pasos para poder hablar con cierta discreción, una vez ambos se encontraban amparados por una cierta intimidad el mago miro a Perrin a los ojos con una expresión a medio camino entre la urgencia, la complicidad y la decisión.

    “- Buen Perrin, he visto que has encontrado algo… Ese libro puede ser peligroso en las manos equivocadas… muchos magos protegen sus tomos con sendas maldiciones, será mejor que yo lo guarde. Dámelo.-“

    • Esta respuesta fue modificada hace 1 semana, 5 días por Savi Savi.
    #594
    Perrin
    Perrin
    Participante

     Le cedo el libro.

    – Espero que en el futuro nos sirva de ayuda… Y si no, almenos te tendrá entretenido un rato. 

    Retomando el tema de Pol, y aprovechando que estamos aparte.

    De ser cierto lo que dice, dejar a alguien atado a un árbol es lo mismo que matarlo. Si os da cargo de conciencia ver más sangre derramada ésta noche, dejarlo libre y con víveres es la mejor opción.

    -¿qué opináis de seguir la ruta de noche y descansar de día? 

     

    #595
    Draloss
    Draloss
    Participante

    -¿Movernos? si claro, ¿cuando hayamos descansado nosotros tres no crees? y otro tema mediano te has apurado mucho en coger el dinero y guardarlo en tu bolsa… *se dirije a el con la cara de pocos amigos y se gira al orco* lo mismo para ti. Debería repartirse entre todos los presentes, por si no lo sabias hoy no he matado a dos personas para engrosar tus arcas. Propongo una repartición equitativa entre todos los presentes, a excepción de la gnoma claro. *Lo digo con convencimiento, y me fijo si me apoya el resto del grupo*

    – En cuanto al bandido, si lo dejamos suelto puede ser peligroso, pero matar a alguien que ha perdido las ganas de pelear me recuerda a ciertos parientes míos *esboza una sonrisa amarga*, si lo dejamos atado morirá, propongo darle provisiones para que al menos tenga oportunidad de sobrevivir sin tener que asaltar a otros. *si se da esta situación cedo unas raciones*.

    *Me dirijo al bandido de manera amenazante si se decide dejarlo vivo* Espero que nos hayas contado todo, te dejaremos libre con unas provisiones, pero como vuelvas a tu vida de bandido… date por muerto. Acuérdate, un drow siempre cumple este tipo de promesas *Esbozo una sonrisa turbia*.

    *Quedan más cuerpos por inspeccionar, busco cosas útiles en ellos y lo llevo al grupo para hacer una repartición, si encuentro algo relevante que nos pueda dar información también lo llevo* *ayudo a apartar del camino los cuerpos*
    *No se si queda más tiempo de guardia, pero si queda más espero a que se haga mi turno para descansar y lo hago*

    #596
    Draloss
    Draloss
    Participante

    -No se pueden editar los post-
    *Si alguien no quiere darle al mago su parte por llevarse el pergamino, apoyaré que se le de su parte aunque ya haya conseguido un objeto*

    #597
    Savi
    Savi
    Participante

    Enelio aceptó el tomo de manos del mediano sin dejar entrever la emoción que le embargaba la promesa de nuevos saberes.

     

    Hace una mueca al escuchar lo referente al bandido. Se limita a encogerse de hombros

    – Si es lo que decidís, que así sea. Mi postura esta clara al respecto, no obstante, no me opondré a lo que decida la mayoría.-

     

    Cuando el elfo oscuro se acerca y reprende a Perrin, Enelio se muestra indiferente y con un ademan con la mano hace entender que se desentiende de la parte monetaria del botín.

    – Aún faltan unas horas para que amanezca y dudo que el campamento halla sido comprometido, digo que descansemos hasta el alba. Yo mismo puedo cubrir una guardia hasta que amanezca. Sera bueno que Draloss, Perrin y Grinler descansen un poco.

    Mañana durante la marcha podremos discutir lo que nuestro “amigo” Pol nos ha revelado… parece que el conflicto que hemos de enmendar es un poco más complejo de lo que parecía… Esta por ver que papel juega esa Sombra y como encaja en todo esto la “fortaleza” de los bandidos… Todo esta por ver si… *El mago se sume en sus pensamientos y sin añadir más se aparta un poco de los demás. Se dedica a inspeccionar los hechizos del libro de conjuros mientras el resto del grupo termina sus quehaceres terminan de decidir si descansar hasta el alba.*

     

    // Si finalmente descansamos, montare una guardia ligera hasta el alba, pues pasare el tiempo con el oído atento a cualquier amenaza pero con la vista clavada en las paginas del libro de conjuros, estudiando cada palabra, cada silaba, cada letra.

     

    #598
    Savi
    Savi
    Participante

    // No se puede editar xD

    Sumido en su meditar sobre los recientes descubrimientos Enelio no presta demasiada atención a la marcha de Bandoric y se limita a despedirse de el con un distraído cabeceo y un “Buen camino tenga, señor Bandoric”.

    #599
    Yukino
    Yukino
    Participante

    Aldren asiente a lo que comenta Enelio. Parece que el bandido dice la verdad, aunque en una situación así el ser humano se transforma en el mejor actor, y seria capaz de vender a su propia madre.

    Observa los cruces de palabras del grupo. Ella lleva ya días que no actúa en ningún lugar y es su principal fuente de ingreso. Decide meterse en la conversación y espeta que el botín se debe repartir en partes iguales, que todos se han jugado el cuello y que si alguno decide quedarse para él mismo las ganancias quizá debería pensar en actuar en solitario, eso sí, con una muerte asegurada porque a algún zoquete le ha ido de bien poco.

    Vota a favor de quedarse unas horas en la misma base para que algunos compañeros descansen. Se ofrece a quedarse despierta.

    Respecto al bandido, escucha a su compañero Perrin y comenta que está a favor de dejarlo marchar pero cuando ya vayan a marcharse a otro lugar. Le parece bien la idea de darle un poco de agua y comida pero lo justo.

    Mira al bandido y le dice que si finalmente lo liberan,  espera que haya dicho la verdad, y que no vuelva a verlo con un grupo más amplio para atacarlos. Que recuerde las caras de quienes lo dejaron vivir.

    Mira a la gnoma que aún tiene claros síntomas de cansancio y la invita a descansar junto a sus compañeros.

    Respeta la decisión de Bandoric y le desea mucha suerte en el camino.

     

    #600
    Julian Ross
    Julian Ross
    Participante

    Ross está sentado contra un árbol, la mirada inescrutable en la noche que aun se resiste a marchar.

    – ¿Es que ahora somos un grupo de caridad cristiana? Si lo que dice es verdad, nos espera una amenaza mucho mayor y más organizada lo que no esperábamos… Lo que menos falta nos hace es tener que ir mirando de reojo si nos van siguiendo por culpa de haber dejado con vida a este tipo. Propongo darle una muerte lo más digna posible, dejar descansar a los que no han tenido ocasión y seguir con la misión.

    Acto seguido, se levanta y se acerca al grupo.

    -Creo que debemos de tener confianza los unos en los otros -mirando a los que se han guardado monedas en sus bolsillos, alarga la mano- y para ello lo primero es repartir los botines equitativamente.

    Tiene claro que las únicas provisiones que está dispuesto a dar al bandido saben a acero forjado.

    #601
    Perrin
    Perrin
    Participante

    Prueba de edición

     

    Perrin se ofende ostensiblemente :

    -Vaya… Por vuestras reacciones veo que me malinterpretais. Cuando dije, estas van al cofre. Me refería a el cofre COMÚN que nos esta esperando a nuestra vuelta. Cuando volvamos victoriosos será mucho más fácil hacer reparticiónes. 

    Y tirando de ironía comenta:

    – Pero bueno, viendo la confianza que depositamos los unos en los otros… Será mejor que ya repartamos el “gran” botín. ¿Alguien podría partir unas cuantas monedas de cobre? Para así ser totalmente ecuanimes… 

    Le lanza la bolsa a Ross en forma de parábola, para que la coja :

    -¡Repártelas! Amigo contable… 

     

     

    • Esta respuesta fue modificada hace 1 semana, 2 días por Perrin Perrin.
    #602
    Rom (powerfly)
    Rom (powerfly)
    Jefe de claves

    – Dirigiéndose a Perrin, con notable sorna – Gracias por tu honradez y honorable honestidad, sin duda ya quedan pocos caballeros como tú. Y ahora danos el resto de monedas que sabemos que has escondido, vamos a llevarnos bien que sino van a haber ondonadas de ostias aquí eh, tunante!

    Respecto a la decision del prisionero, Rom, era un testarudo y desconfiado, y de ninguna manera se había tragado aquella sarta de sandeces. No es que pensara que todo era mentira, pero una cosa tenía clara, dejarlo marchar de rositas sólo podía traer problemas a la larga.

    – Maldita sea! os habéis vuelto todos locos? Como podéis ser tan ingenuos? Que haríais vosotros en su situación? Acaso no diríais lo que fuera por salvar el pellejo? Cómo sabéis que no hemos matado a su hermano o a su mejor amigo? Si lo dejamos marchar lo más probable es que vuelva con refuerzos a vengarse, eso si no intenta apuñalarnos por la espalda mientras dormimos, sin duda es lo que haría yo en su lugar.

    – Por otro lado, tampoco soy partidario de matar a sangre fría. Sin embargo, propongo un arreglo para resolver este galimatías, a muchos os parecerá una barbaridad sádica y grotesca, pero pensadlo fríamente antes de pronunciaros: Yo le encadenaría (con cadenas, no cuerdas) una pierna al árbol más grueso y le daría una espada, de manera que la única forma de soltarse sea mutilándose un miembro. Que el decida que hacer con su vida: Puede arriesgarse a esperar a ver si alguien aparece y le libera y morir de hambre o puede hacer de tripas corazón y soltarse de forma lenta y dolorosa. Sin duda una crueldad extrema, pero creo que preferiría vivir tullido que morir aquí y ahora. Algo parecido se hace para castigar a los amotinados en alta mar, por eso hay tantos marineros con extremidades de madera. Obviamente tendrá sed de venganza al principio, pero a la pata coja no nos alcanzará y quien sabe, quizá algún día recapacite y recuerde que a fin de cuentas, aunque cruentamente, le hemos perdonado la vida, y no teníamos por qué hacerlo.

    – Si no os gusta mi idea podéis iros al cuerno! haced lo que os plazca, pero sabed que yo de ninguna manera le daré mis provisiones.

    Dicho esto me aseguro de que se han escondido los cuerpos de los caídos y me voy a dormir un rato para recargar energías, pidiendo que se me avise si me toca hacer guardia.

    Respecto al plan sobre que hacer cuando amanezca, de momento apoyaré lo que proponga Enelio, a mi juicio el más cauto del grupo hasta la fecha.

    Por último, sigo sin sentirme cómodo con una desconocida entre nosotros, por muy pequeña e indefensa que parezca, las apariencias engañan, así que hasta que se gane nuestra confianza la vigilaré muy de cerca.

    #604
    Perrin
    Perrin
    Participante

    Contesto a Rom :

    Lo que le dí al contable, más el libro, es todo lo que había. Seguramente la bebida te haga ver doble, amigo. Pero tan solo recogí esa bolsa. Espero que, de ahora en adelante, te cuides de acusar sin fundamento alguno. 

    • Esta respuesta fue modificada hace 1 semana, 1 día por Perrin Perrin.
    #606
    gwenec
    gwenec
    Participante

    Tras mirar fria y detenidamente al cautivo, y después de haber prestado atención a la conversación con la gnoma, Harth siente en su interior que alguno de los dos miente. ¿De verdad unos bandidos asi serian tan honorables de simplemente atar a la gnoma y no hacerle nada más? ¿O es que esa mujer no es quien dice ser y su relevancia es mucho mayor de la que nos quiere hacer creer?

    Después de una pequeña reflexión, decide poner solución al conflicto con el hombre:

    “Dejemos que el señor de luz decida si dices o no la verdad”.

    Harth coge un trozo de ascua con la mano vendada, y se vuelve hacia el bandido extendiendo el brazo:

    “Si dices la verdad, es porque en el fondo crees en la llama que te ha salvado la vida esta vez. Confía una vez más en ella y sujeta este ascua hasta que yo mismo no sea capaz de sostenerla y gánate nuestro perdón”.

    Así pues, si el bandido confía y es capaz de soportar el dolor, Harth lo perdonará y espera que el resto también lo hagan. Por supuesto, no piensa darle nada más que un trago de agua y un mendrugo de pan para que sobreviva.

    “Para mi no es un problema seguir caminando de noche y aprovechar el dia para descansar, la llama nos guiará ante cualquier peligro. Además, contamos con la visión y el conocimiento del terreno de nuestro amigo moreno”.

    Edito: Si la escena con el bandido finalmente sucede, me dirijo a Perrin y le susurro al oido:

    “Tienes suerte de que no esté aquí por esas sucias monedas. Pero la próxima vez que nos intentes engañar serás tú quien tenga que pasar la prueba, y no va a ser precisamente con las manos…”.

    • Esta respuesta fue modificada hace 1 semana por gwenec gwenec.
    • Esta respuesta fue modificada hace 1 semana por gwenec gwenec.
    • Esta respuesta fue modificada hace 1 semana por gwenec gwenec.
    • Esta respuesta fue modificada hace 1 semana por Rom (powerfly) Rom (powerfly).
    #617
    Nissa Turen
    Nissa Turen
    Participante

    -Si queréis preguntarme por esos que habéis matado…no se nada de ellos, me pillaron mientras dormía en un claro no muy lejos de aquí y desde entonces, entre el cansancio, los golpes y el hambre, no he estado mucho tiempo  despierta….

    Nissa empieza a calmarse al ver que estos viajeros parecen normales, intentando no hacer mucho caso a los que están desvalijando los cadáveres de lo que parece ser una batalla para contar en una taberna bebiendo un buen licor, sin embargo, se fija en la hospitalidad de Aldren además de un pequeño vicio que parecen compartir en común y del trato cercano de Enelio el cual la hace sentirse acogida.

    -Como sabéis, mi misión es encontrar a más druidas como Bandoric, que pueda apoyar a nuestro bosque del ataque de los Trolls, me siento más tranquila por al menos haber entregado el mensaje a un gran Druida como es Bandoric.

    Con los ojos brillantes por la emoción de poder haber ayudado a su bosque, se pone en pie con energía y dice:

    – ¡Quiero seguir! ¡quiero ir con vosotros, ayudaros en vuestro camino y poder así encontrar más ayuda para mi bosque! ¿Sería posible? ¿Sí?!

    -No me importa que seáis ladrones, en estos tiempos fuera de los bosques creo que los seres como vosotros debéis adaptaros ¿no? a mí no me hace falta el dinero nada más que para comprar un buen brebaje que me haga dormir toda la noche como si estuviera en la copa de un Roble viendo las estrellas. ¡Quizás hasta pueda seros de ayuda!

     

    //Puesto que la habéis salvado de los bandidos, Nissa os quiere acompañar en vuestro viaje, aunque joven siempre se ha sentido aventurera y la necesidad de querer ser mas fuerte para ser reconocida en su circulo druídico la hace apuntarse a la aventura sin dudarlo//

    //Por otra parte, aunque este siguiente turno igual no estoy en un futuro se podrá ir desarrollando como ha llegado hasta ahí//

    #618
    Valiser
    Valiser
    Jefe de claves

    Comienzo Turno 8

    Con la acción dada por terminada era hora de ver cuál sería el próximo movimiento del grupo, el mago Enelio Vidrionegro tenía clara que Pol habia dado mucha información y demasiado concisa para ser una invención para salvar el pellejo, no obstante su decisión quedaba patente y clara:

    – “El muchacho ha dicho la verdad.”  Tras pensar durante unos instantes torna su mirada hacia Rom y Harth ”Seria peligroso si lo dejáramos libre y decidiera volver a avisar al resto de su banda… al fin al cabo los perros suelen ser fieles a sus amos por muy poca estima que estos les tengan…  Sigo diciendo que lo mejor será dejarlo atado a un árbol junto al camino; Su campamento esta al este de manera que si alguno de sus compañeros sale en su búsqueda topara antes con nosotros.”

    Dejando a los compañeros discutir sobre el tema, observa a la gnoma, ahora ya en si y decide presentarse como es debido, fuera de todo desánimo y mal humor.

     

    – “Buena luna, señora. Mi nombre es Enelio Vidrionegro… Si, el mismo Vidrionegro creador de “Las doce pócima del buen soñar” y del cotizado “Jugo Virginio”, además de otros muchos brebajes de la más exquisita calidad, cotizados en todo Anm y más allá.” Tras concederse un par de segundos de silencio dramático prosigue” Disculpa si nuestra hospitalidad no ha sido adecuada, buena gnoma, comprende que las circunstancias de nuestro encuentro no han sido demasiado propicias….”.

    Nissa observaba mas tranquila al anciano mago, desde luego una imagen como la suya era de agradecer, estaba harta de humanos sin modales y dueños de su merecida libertad

    – “¿Que hacemos? ¿Nos movemos ya que estamos despiertos? Viendo los grupos que tenemos en la zona, ya no se si es mejor descansar de día y avanzar de noche.” Espetaba Perrin a pocos metros de allí al resto del grupo siguiendo el hilo que había dejado abierto Enelio sobre la siguiente estrategia.

    – “Sea como fuere, tenemos que saber que hacer con el amigo cantarín. No me fiaría mucho de él, no costó mucho esfuerzo que cantara y si va solo por ahí es fácil que nos descubra.”

    El mediano, anticipándose a las reacciones de sus compañeros se acerca a Pol:

    – “Bien hallado Pol, mi nombre es Terrus (Tirada para engañar: 1d20+4 =21) y provengo de Luskan, le recomiendo que busque a Lord Triscas y le solicite trabajo, lo único que tiene que hacer es confirmar que viene de parte de Terrus y no tendrá mas problema.”

    El bandido, viendo por fin una oportunidad de acabar con aquel martirio sobre su futuro se aferró a aquella esperanza:

    – “¡Gracias señor Terrus! Le juro que no dejaré escapar esta oportunidad, no solo me perdonáis la vida si no que esto es un nuevo comienzo para mi, con suerte hasta aquellos me darán por muerto y nunca mas sabré de ellos”. El bandido con una sonrisa miró ligeramente sus ataduras y luego a los aventureros en pos de conseguir de poder seguir con su camino.

    El grupo aún estaba indeciso, rematarlo, ¿dejarlo allí?, ¿liberarlo? Era una decisión compleja y unas u otras podrían tener sus consecuencias, como casi todo en los quehaceres de la vida.

    – “Bueno no me miréis así, de ser cierto lo que dice, dejar a alguien atado a un árbol es lo mismo que matarlo. Si os da cargo de conciencia ver más sangre derramada ésta noche, dejarlo libre y con víveres es la mejor opción.” Dando por su parte finalizado el asunto de Pol, sentenció el mediano.

    El elfo oscuro aún no se había pronunciado, pero le daba vueltas al asunto, al final, intercedió:

    -“Si lo dejamos suelto puede ser peligroso, pero matar a alguien que ha perdido las ganas de pelear me recuerda a ciertos parientes míos” No puede evitar dejar entrever una mueca en forma de sonrisa amarga “si lo dejamos atado morirá, propongo darle provisiones para que almenos tenga una oportunidad de sobrevivir sin tener que asaltar a otros.”

    El mediano le asintió a escaso medio metro, a la par que notaba que más de un miembro del grupo le miraba algo extraño o alterado.

    Acercándose al bandido acerco su cara a la suya (Tirada de intimidación: 1d20+2 = 9).

    – “Espero nos hayas contado todo, te dejaremos libre con unas provisiones, pero como vuelvas a tu vida de bandido… date por muerto”. En los ojos lilas de Draloss el bandido podía intuir una muerte cruel, apenas pudo hacer sonar palabra pero asintió nerviosamente con la cabeza. “Acuérdate, un drow siempre cumple este tipo de promesas”.

    A continuación Draloss corta las cuerdas de Pol, con una expresión siniestra que al pobre hombre le sobrepasaba.

    – “Gra…gracias, no volveréis a saber más de mi, espero que Tymora me traiga más suerte en un camino más honesto.”

    Draloss le pasa una de sus cantimploras y algo de comer (-1 raciones y -1 agua)

    Julián, que se encontraba apoyado en un árbol cercano no pudo evitar saltar algo nervioso.

    – “¿Es que ahora somos un grupo de caridad de Ilmater? Si lo que dice es verdad, no es espera una amenaza mucho mayor y organizada de lo que esperábamos, lo que menos falta es tener que ir mirando de reojo si nos van siguiendo por culpa de haber dejado con vida a este tipo. Propongo darle una muerte lo mas digna posible, dejar descansar a los que no han tenido ocasión y seguir con la misión.”

    Los miembros del grupo que estaban de acuerdo en liberarlo se iban poniendo de acuerdo con los que preferían haberlo atado, pero en común tenían que no querían dejarlo morir.

    Acto seguido, se levanta y se acerca al resto del grupo.

    Rom, viendo que no estaba solo en la decisión tuvo que quejarse:

    – “Maldita sea! os habéis vuelto todos locos? Como podéis ser tan ingenuos? Que haríais vosotros en su situación? Acaso no diríais lo que fuera por salvar el pellejo? Cómo sabéis que no hemos matado a su hermano o a su mejor amigo? Si lo dejamos marchar lo más probable es que vuelva con refuerzos a vengarse, eso si no intenta apuñalarnos por la espalda mientras dormimos, sin duda es lo que haría yo en su lugar.

    Por otro lado, tampoco soy partidario de matar a sangre fría. Sin embargo, propongo un arreglo para resolver este galimatías, a muchos os parecerá una barbaridad sádica y grotesca, pero pensadlo fríamente antes de pronunciaros: Yo le encadenaría (con cadenas, no cuerdas) una pierna al árbol más grueso y le daría una espada, de manera que la única forma de soltarse sea mutilándose un miembro. Que él decida qué hacer con su vida: Puede arriesgarse a esperar a ver si alguien aparece y le libera y morir de hambre o puede hacer de tripas corazón y soltarse de forma lenta y dolorosa. Sin duda una crueldad extrema, pero creo que preferiría vivir tullido que morir aquí y ahora. Algo parecido se hace para castigar a los amotinados en alta mar, por eso hay tantos marineros con extremidades de madera. Obviamente tendrá sed de venganza al principio, pero a la pata coja no nos alcanzará y quien sabe, quizá algún día recapacite y recuerde que a fin de cuentas, aunque cruentamente, le hemos perdonado la vida, y no teníamos por qué hacerlo.”

    Parecía que los detractores de acabar con el joven bandido empezaban a empatar, pero Aldren también se posicionó.

    – “Tengo que discrepar maese Rom y Julian, es bien cierto que ha podido mentir en algo o no ser un santo pero acabar con el aquí es demasiado cruel” El bandido aun miraba a todos nervioso, aún no lo tendría tan fácil. “Estoy con Perrin y Draloss, no obstante” Observa a Pol “espero no volver a verte de vuelta con un grupo más grande y recuerdes lo que hemos hecho por ti aquí hoy, recuerda que he tocado en muchas tabernas de la Costa de la Espada, sabríamos de ti si quisiéramos, eso si, no te moverás de aquí hasta que partamos de aquí, entiéndenos”.

    Justo al lado de la discusión…

    – “Si queréis preguntarme por esos que habéis matado…no se nada de ellos, me pillaron mientras dormía en un claro no muy lejos de aquí y desde entonces, entre el cansancio, los golpes y el hambre, no he estado mucho tiempo  despierta….” Se anticipaba Nissa al saludo del mago.

    – “Ahora bien como sabéis, mi misión es encontrar a más druidas como Bandoric, que pueda apoyar a nuestro bosque del ataque de los Trolls, me siento más tranquila por al menos haber entregado el mensaje a un gran Druida como es Bandoric.”

     

    El druida, al margen de los alagos, permanecía sombrío mientras preparaba sus cosas.

    – “¡Quiero seguir! ¡quiero ir con vosotros, ayudaros en vuestro camino y poder así encontrar más ayuda para mi bosque! ¿Sería posible? ¿Sí?!

    No me importa que seáis ladrones, en estos tiempos fuera de los bosques creo que los seres como vosotros debéis adaptaros ¿no? a mí no me hace falta el dinero nada más que para comprar un buen brebaje que me haga dormir toda la noche como si estuviera en la copa de un Roble viendo las estrellas. ¡Quizás hasta pueda seros de ayuda!”

    Afirmaba la gnoma con energías renovadas.

    Aldren, que gustaba del humor de la gnoma se acercó y le ofreció descansar si permanecían más rato en aquella arboleda cercana al camino a la par que le daba la bienvenida al equipo y de vez en cuando algún miembro se giraba y le asentia, mas seriamente, o con una sonrisa, según el sujeto.

    Mientras, Enelio se acercó al mediano y se interesó especialmente por el libro del conjurador, encontraron la intimidad cerca de dos arboles semicruzados entre si en los cuales busco asiento Perrin en una de las raíces.

    – “Buen Perrin, he visto que has encontrado algo… Ese libro puede ser peligroso en las manos equivocadas… muchos magos protegen sus tomos con sendas maldiciones, será mejor que yo lo guarde. Dámelo.”

    El mediano empieza a rebuscar en su mochila, y lo encuentra rápido puesto que fue lo último que introdujo:

    – “Espero que en el futuro nos sirva de ayuda… Y si no, almenos te tendrá entretenido un rato.” Le sonrió el mediano, ahora mas naturalmente. (Enelio ganas el libro: “Conjuros y anotaciones de Mede”).

    A medio camino entre una intencionada indiferencia y la emoción de nuevos conocimientos Enelio asió rápidamente el libro, el cual no tardaría en ojear en cuanto tuviera un tiempo para ver que hechizos y notas contuvieras.

    Harth Vilner por su parte, tenía claro que fuera la gnoma o el joven bandido mentían, estaba determinado a hacer pasar por una prueba a aquel hombre. Se vió decidido a coger unas ascuas a costa de quemarse a si mismo, pero tal como dejo de mirar fijamente desde hace rato a Pol (y éste se habia percatado) y empezó a caminar hacia el fuego detrás de los arboles donde habían dormido el grupo se puso nervioso.

    – “Basta, nuestra palabra se supone debe valer algo” Se alteraba Draloss (Tirada de Persuasión: 1d20+2 = 11)

    El clérigo observó fijamente al drow, casi sin sentimiento alguno en su rostro, como midiéndole, o intentando escudriñar en su mente. (Tirada de Perspicacia: 1d20+4 = 7)

    El clérigo dudó, pero aquel tipo no merecia la pena una discusión que pudiera crear un frente tan peligroso en el grupo como para hacer peligrar las batallas venideras en las siguientes horas.  Julian, Rom, Aldren dejaron de mirarse tensamente al ver que el clérigo se calmaba.

    – Las llamas no mienten, las palabras de los hombres, puede. Quien no acepta un juicio de fuego no se queje de la condena de lo vanal.

    Por otro momento, Pol nuevamente dejaba de temblar, la cosa mejoraba para el.

    – “Bueno… algo en claro al fin pues, ¿Qué opináis de seguir la ruta de noche y descansar de dia?”.

    Ahora el grupo se disponía a abordar los dos últimos temas, y no menos importantes que les atañían.

    – “¿Movernos? si claro, ¿cuando hayamos descansado nosotros tres no crees? y otro tema mediano te has apurado mucho en coger el dinero y guardarlo en tu bolsa…“Se dirige a él con la cara de pocos amigos y se gira al orco “Lo mismo para ti. Debería repartirse entre todos los presentes, por si no lo sabias hoy no he matado a dos personas para engrosar tus arcas. Propongo una repartición equitativa entre todos los presentes, a excepción de la gnoma claro.”

    Enelio embobado en el libro comprendió que era muy viejo y probablemente algunos de los pocos conjuros anotados estaría dañado, escucho algo de las monedas de cobre y plata en boca de los compañeros, pero se desentendió de su parte rápidamente.

    – “Creo que debemos de tener confianza los unos en los otros -mirando a los que se han guardado monedas en sus bolsillos” alarga la mano “y para ello lo primero es repartir los botines equitativamente.” Se sumo Julian mirando y apoyando en las palabras de Draloss.

    Perrin vió que habia bastante recelo por su anticipació junto a Grinler, que permanecia callado contando monedas y viendo que acero se podía aprovechar del cual se servían sus antiguos y escuetos enemigos, Julian y Draloss, también las ojeaban.

    Antes de que el mediano se pudiera defender el enano descargó su represalia también.

    – “Gracias por tu honradez y honorable honestidad, sin duda ya quedan pocos caballeros como tú. Y ahora danos el resto de monedas que sabemos que has escondido, vamos a llevarnos bien que sino van a haber ondonadas de ostias aquí eh, tunante!”

    Aldren, en esto si estaba de acuerdo y se sumo a la reprimenda contra Perrin, el cual, de los dos que habían cogido dinero, el grupo creía seria más sociable a entender.

    – “Alguno casi estira la pata por estas monedas y bien hace que no toco seriamente en ningún lugar para mantenerme, mas nos vale compartir esto como es debido”. Intentaba mediar en el grupo dejando encerrado en la oratoria ahora a Perrin.

    El mediano, que al principio parecía que solo quería explicarse, se vio rodeado de increpancias y quejas, lo que no le sentó nada bien, y también respondió a la ofensiva:

    – “Vaya… Por vuestras reacciones veo que me malinterpretais. Cuando dije, estas van al cofre. Me refería a el cofre COMÚN que nos está esperando a nuestra vuelta. Cuando volvamos victoriosos será mucho más fácil hacer reparticiónes.”

    Y tirando de ironía comenta:

    – “Pero bueno, viendo la confianza que depositamos los unos en los otros… Será mejor que ya repartamos el “gran” botín. ¿Alguien podría partir unas cuantas monedas de cobre? Para así ser totalmente ecuanimes…”

    Le lanza la bolsa a Ross en forma de parábola, para que la coja :

    -“¡Repártelas! Amigo contable…”

    Algunos miembros del grupo creyeron haberse pasado con el mediano, lo cual según explicaba sonaba coherente, otros no obstante seguían sin confiar en el, fuera como fuere, ahora Julian guardaba el dinero público.

    – “Bah…, espero que no me falten ni una de las que me tocan, me pagaras lo que me toque cuando esto acabe…” Decía el semiorco dándole el botin también a Julian al ver que estaba solo en el contexto. (Julian Ross a partir de ahora hasta que acabe la misión todo el bote aparecerá en tu inventario en una bolsa paralela, que serán las monedas de todo el grupo e irán en paralelo a las tuyas propias).

    Finalmente el grupo acabó por decidir acabar las guardias de Perrin, Grinler y Draloss y después cambiar a una nueva formación para que todo el mundo estuviera descansado pese a que Vilner y Perrin no hubieran visto mal marchar lo que quedaba de noche.

    En el bote se encontraron diversas armas entre los caidos, como 4 ballestas ligeras, 2 dagas, 1 espada larga y 9 espadas cortas, la mayoría, utilizables aunque algo deterioradas, debían decidir quién cargaría con el botín en armamento, pues en monedas ya había quedado claro.

    Antes de seguir durmiendo hasta que comenzara su turno Rom apartó los cuerpos del camino y los dejo ubicados detrás de arbustos o arboles grandes con la ayuda de Draloss, tirando alguna que otra rama y maleza por encima para, a modo improvisado nadie se diera cuenta a simple vista si cruzaba aquella senda.

    El corto turno del trio vigilante terminó antes de lo esperado, los compañeros fueron turnándose los siguientes descansos sin gran contratiempo, no haciendo ninguna guardia de momento Nissa pues estaba muy cansada y Rom aun no terminaba de fiarse de ella, Pol, se encontraba por precaución en medio de la formación, el cual no tardó en dormir como un tronco toda la noche bien sabedor que poco podía hacer.

    Para cuando todos los compañeros habían dormido se habían hecho las 11 de la mañana, pero ahora todos estabais completamente descansados, el sol ahora abrazaba fuerte el terreno y se podían ver visiblemente algunos virotes y flechas por el suelo de la escaramuza de ayer.

    El grupo, incorporándose entre bostezos, algunos ya despiertos, se disponían a comer algo pensando si, cuando siguieran al este hacia el bosque de los dientes afilados, seguirían hacia su interior o torcerían antes en el cruce dirección norte para buscar ese campamento bandido.

    Bandoric, que durante la noche ya se habia despedido de sus antiguos compañeros había desaparecido en la oscuridad y, Pol, agradecido, se dejaba ir, ya viéndolo agradecido a lo lejos camino a Beregost con las provisiones que Draloss le había cedido.

    Ojeando Enelio su nuevo libro hablaba para si…

    – “Esta por ver que papel juega esa Sombra y como encaja en todo esto la “fortaleza” de los bandidos… Todo esta por ver…”

    Fin Turno 8

    Mañana os actualizaré las fichas con los ítems y experiencia de los dos últimos turnos, Savia a ti te tengo que poner que hechizos y notas contiene el libro de Mede.

    Recordemos, el botin ahora lo guarda Julian

    El botin en armas falta por darse un voluntario, y, en caso de ir sobrecargado tendría que ofrecerse ya un segundo.

    Todos actualmente tenéis el máximo de Puntos de Golpe.

    Estaria bien decidir si, cuando lleguéis al cruce, torcereis al norte (campamento bandido) o seguiréis al este (bosque de los dientes afilados, hogar del matabueyes)

     

     

     

    #619
    Savi
    Savi
    Participante

    Mientras el grupo termina de empacar los enseres y alistar la marcha, Enelio se acerca a Nissa y con cierta gravedad le cuenta sobre la misión que tienen entre manos y los peligros que sin duda les esperan.

     

    Una vez todos están dispuestos, son reunidos por Vidrionegro para dilucidar la nueva información recibida y acordar los siguientes pasos.

    -Bien, parece ser que nuestra misión ha ganado en complejidad. Tenemos a dos nuevos actores con los que lidiar, Sombra por un lado y los bandidos del arroyo por el otro… Hemos de sopesar muy bien como manejar esta circunstancia. Digo que adentrarnos en el bosque de forma precipitada puede ser fatal… No solo hemos de rastrear y dar muerte a una alimaña y a sus seguidores, si no que ademas tendremos que cuidarnos de su competidor, esa Sombra y sus kobolds. Por no añadir que el riesgo de que una partida de bandidos bloquee nuestra vía de escape una vez nos adentremos en la espesura es una posibilidad real.

    Teniendo todo esto en cuenta, propongo que en la bifurcación torzamos al norte, siguiendo la linde el bosque hasta encontrar el refugio de esos bandidos, si el lugar es la mitad de  bueno de lo que nos han dicho resultara ser un campamento excelente para organizar y ejecutar nuestra misión, ademas, seguro que los granjeros de la zona sabrán agradecer la labor de limpieza.

    Si conseguimos asegurar una posición segura en la linde del bosque no tendremos problemas para rastrear la guarida de nuestro objetivo con una cierta seguridad.-

     

    Enelio termina su exposición. Sin cambiar su semblante grave observa a los demás uno a uno esperando sus opiniones y/o ideas.

Viendo 15 publicaciones - del 76 al 90 (de un total de 101)

Debes estar registrado para responder a este debate.