La sombra y la bestia (Primera sesión)

Historias Interactivas Foros Partidas de Rol: D&D La sombra y la bestia (Primera sesión)

Este debate contiene 131 respuestas, tiene 11 mensajes y lo actualizó Draloss Draloss hace 14 horas, 39 minutos.

Viendo 15 publicaciones - del 106 al 120 (de un total de 132)
  • Autor
    Publicaciones
  • #715
    Julian Ross
    Julian Ross
    Participante

    -Estimados compañeros – mirando a Perrin y Enelio- No tengo ninguna objeción en acompañaros a la vanguardia… Es más, creo que lo necesito, ¡tanta pasividad me está oxidando!

     

    Acto seguido, se queda mirando a Rom, reflexionando acerca de su papel en la escaramuza, para posteriormente seguir hablando mientras termina un bocado de cecina que riega con vino rancio.

     

    -La opción que plantea Rom es buena… Aunque pueden preguntar cosas que no sepamos y dejarnos expuestos demasiado pronto, antes de que podamos conseguir suficiente información. Propongo ser el mercenario protector del inversor, pues es un rol que me permitiría hablar poco y estar atento a los detalles. Mi papel está claro, si las cosas se ponen feas, os protegeré con mi espada e intentaré salir vivo del embrollo. -mirando a Perrin con una sonrisa burlona- dile a ese Lord Triskas que practique, por el bien de nuestros cuellos.

    #716
    Yukino
    Yukino
    Participante

    Aldren está conforme con la deciSión de observar durante la noche el poblado. Asi podrán organizarse mejor y buscar un buen lugar para vigilar mientras los compañeros están dentro.

    Le parece buena la idea de que Julián entre haciéndose pasar por uno de ellos, podría ser el paso previo a entrar para intentar negociar o atacar. Ella comenta que intentará buscar una colina alta o algún árbol para poder ver mejor lo que sucede en el interior.

    Sugiere que en caso de ser necesario, intenten tener una señal para poder actuar desde el punto de vigía.

    #717
    kimono87
    kimono87
    Participante

    Propongo atacar de frente sin pensar que duele la cabeza.

    Destrozar a todos los que me desafien

    #718
    Draloss
    Draloss
    Participante

    *Asumiendo que vamos al norte*

    -Seguiré el plan *miro a Enelio con un semblante amable y hago una leve casi inapreciable reverencia*, pero debéis saber que la noche me favorece. Seguramente hagan guardias de noche, pero los veré antes que ellos a mi. Reuniré la información que pueda, este tipo de personas suelen dejar trampas cerca de sus campamentos, tendremos que andarnos con ojo. Si es viable un ataque nocturno también lo veo una opción.

    *El drow se queda pensativo* Si nos encargamos de los que hacen guardia El mediano y yo podemos encargarnos de los que duermen.

    -aunque he hablado muy pronto, primero podemos ir diplomáticamente. Prepararemos algo para huir en caso de que sea necesario. *Miro a Perrin riendo entre dientes* espero que Lord triskas establezca conexiones de negocio con esos bandidos. Igualmente aunque lleguemos a un acuerdo con ellos, no me fiaría de que cumplieran su palabra, tened en cuenta que tipo de personas son, y aparte una patrulla suya ha desaparecido en la dirección desde la que venimos, a lo mejor es pronto para que los den por perdidos, pero sí ha regresado el hombre que liberamos *cierra los ojos el drow esperando no arrepentirme de dejarlo vivo* *suelta un suspiro* …  En fin, me fijaré si está entre ellos… Si por algún casual ha regresado no hay lugar a la diplomacia.

    *Si vamos al norte*

    *Dirigiéndome al grupo* ah, no lo he dicho, pero la tarea de reconocimiento dejadme ir solo, ire más rápido para esa tarea. Establecer un punto de encuentro o campamento provisional a una distancia prudente de ellos sería buena idea.

    *Entrando en la zona boscosa en dirección al norte, voy atento por si puede haber trampas o algún humano que pueda rastrear*

     

     

     

     

    #719
    Savi
    Savi
    Participante

    *Asiente pensativo a unos y a otros ordenando en su mente las piezas que aportan*

    Bien entonces, si no hay objeciones iremos al fuerte de Miller. Desde aquí avanzaremos durante la noche, por lo tanto propongo que dediquemos el resto del día a encontrar un buen lugar no demasiado al norte donde armar un campamento defendible; no queremos adentrarnos demasiado en su terreno sin tener todas las cartas en la mano. Una vez nuestros rastreadores *dedica un cabeceo al drow y al mediano* localicen y evalúen la guarida de los bandidos terminaremos de acordar la estrategia a seguir.

    *mira ahora al semiorco, suspira*

    ¿Como has sobrevivido tanto tiempo? No importa… no tema buen guerrero, llegara la hora de blandir sus hachas. Por el momento, contención por favor. *tuerce el gesto levemente al referirse al bárbaro, luego hace un ademan con la mano y continua*

    Solo cuando tengamos clara la situación del enemigo y conozcamos el terreno podremos acordar la mejor manera de proceder, no obstante aprecio y valoro todas las opiniones e ideas brindadas…

    *Mira a Julian*

    Aprecio la oferta y veo su lógica, toda comitiva creíble requiere de un fornido escolta *sonríe casi divertido* Bien bien…

     

    #720
    Valiser
    Valiser
    Jefe de claves

    Comienzo Turno 10

    En una conversación ligera, el grupo determinó que la mayoría optaba por el norte, más para obtener información que no para entrar a espada en un encuentro que quizás sería fatídico.

    Haciendo camino la tensión se hacía palpable, el camino hacia el norte se estrechaba y, el bosque de los Dientes Afilados, que quedaba en la diestra de los aventureros se espesaba, incluso al lado izquierdo había arboles más densos y altos, sin entender donde podían caer las granjas en tal espesura el grupo avanzaba pero con cautela y optimando detalles sin alzar en exceso la voz.

    El mediano Perrin, que aceptó el trago se limpia en su manga la boca, y rápidamente añadió mirando a todos:

    – “Si vamos una comitiva a negociar, y el resto nos… nos cubrís… “ Se muestra algo nervioso. “Es para conseguir soporte. Si es por víveres, no me juego el pellejo por dos chuscos de pan teniendo la ciudad a dos días de camino.”

    El mediano quería dejar claro que no iba a apostar su vida por el matabueyes, mucho menos por un plan alternativo de dudosa finalidad y desenlace.

    – “Propongo que nos aproximemos para ver el fuerte y los integrantes que allí se encuentran. Tenéis ese tiempo para descubrir cómo podemos atraer al matabueyes al fuerte. Si no lo vemos claro, abortamos misión y vamos directos al bosque., para el truco… si optamos por la lengua, dispongo de herramientas”.

    Acto seguido el mediano saca un kit de disfraces en un lateral de su amplia mochila, al parecer llevaba un peto para colocar por encima de la armadura con un blasón, al cual Julian le dió un ojo y le sonaba que era una casa menor de Puerta de Baldur nada conocida, pero que podría servir.

    El mago Enelio, que buscaba el momento de captar la atención del grupo antes de adentrarse mas intento explicarse lo mejor posible.

    – “Ya que optamos por el norte… Habremos de aproximarnos al fuerte al resguardo del sigilo, ver a los bandidos antes que ellos a nosotros y medir bien sus fuerzas y actitud.” dedica un cabeceo hacia el drow “Cuento con sus ojos para ello, buen Draloss. Si después de esto comprobamos que es factible el engaño, el señor Perrin y yo trazaremos un plan para embaucarlos, no obstante, considero poco probable la cooperación desinteresada de los bandidos…” Miraba ahora a Perrin algo ceñudo.

    “Posiblemente nuestro desempeño allí requiera de violencia.” Mira uno a uno a los más belicosos de la compañía “Nuestro primer objetivo es tomar el fuerte. Si no es posible habremos de reunir toda la información posible relativa a nuestra presa, ya sea mediante la extorsión o el engaño.

    Si hay diplomacia, Perrin y yo trataremos de debilitar sus posiciones y exponer a sus integrantes a nuestro acero. Si la palabra no es posible tendremos que actuar furtivamente, emboscar a sus patrullas, asaltarles durante la noche y con cautela debilitar a su grupo lo suficiente como para tomar sus muros por la espada. Bien…” medita un momento repasando sus propias ideas, asegurándose de no haber dejado ningún cabo suelto.

    El grupo, a media marcha, cruzaba miradas pensando si todo podría ser tan fácil como lo explicaba Enelio, aún así, debían de creerlo para tener una mínima oportunidad.

    Nissa Turen se preguntaba si aquello era la opción mas racional, aquellos tipos la habían retenido contra su voluntad y escapado por los pelos, y ahora se iban a topar con un grupo, presumiblemente, mucho mayor, no obstante, sin confianza total aun en distintos miembros del grupo se limitaba a aprender su lenguaje corporal.

    Draloss marcaba la marcha, todo lo alerta que le daban los sentidos aun embotados por la luz del sol, pero caminando veía que la espesura crecía, y si las copas de los arboles acabaran por tapar toda la luz del sol su suerte aumentaría.

    Perrin y Julian observaban el disfraz de diplomático de lord Triskas y su guardaespaldas y vieron que las tallas podían servir, pues el peto con blasón tenia un pliegue interno en dos costuras que te permitía doblar el excedente de tela, adaptándose en dos tallas para un humanoide pequeño y otro mas grande.

    El enano Rom, que había escuchado muchas conversaciones en distintos frentes cruzados entre el grupo aun veía dudas sobre la idea definitiva a seguir, algo nervioso, tuvo que interceder:

    – “Dejaros de monsergas, cotorras!, es hora de actuar. Me parece bien que el ladino vaya a probar suerte con sus argucias, partid con él los que tengáis más facilidad de palabra. Quizás sería interesante que Julian se vistiera con la ropa de los bandidos caídos y tratara de hacerse pasar por uno de ellos.

    Pero si queremos tener alguna posibilidad de éxito, más vale que no os vean en compañía del orco, el drow, o de mi mismo. Somos un grupo de lo más variopinto, nadie se tragaría todas esas sandeces si nos ven juntos. Sin embargo si acudís solo los más diplomáticos y presentables quizás tengamos suerte.

    Id con cautela y no arriesguéis el pellejo más de lo necesario, si no lo veis claro huid y os cubriremos las espaldas.”

    El mago Vidrionegro asintió.

    – “En efecto buen enano, la infiltración y la diplomacia no son compatibles con una presentación en bloque de nuestro variopinto grupo, solo los mas dichosos en oratoria se deben dejar ver”.

    Harth Vilner no estaba contento con aquella decisión, Tempus no era partidario de aquellas esquivas opciones, si el buscaba la batalla la llama sonreiría, no obstante entendía que su opinión ahora no podía tener cabida, pues el grupo parecía que empezaba a organizarse, algo, en el fondo de su ser, esperaba que aquello saliera mal, para que su martillo pudiera cabalgar la carne de mas batallantes.

    Nissa, que vió la cara de Harth pensando en sus cosas, pensó que era algo siniestro, y acarició su grasoso pelo marrón suspirando.

    Teniendo claro el disfraz en caso de ser necesario, Julian acerca a Enelio y a Perrin que los tenía a escaso metro.

    – “Estimados compañero” mirando a Perrin y Enelio “No tengo ninguna objeción en acompañaros a la vanguardia… Es más, creo que lo necesito, ¡tanta pasividad me está oxidando!”

    Acto seguido, se queda mirando a Rom, reflexionando acerca de su papel en la escaramuza, para posteriormente seguir hablando mientras termina un bocado de cecina que riega con vino rancio.

    – “La opción que plantea Rom es buena… Aunque pueden preguntar cosas que no sepamos y dejarnos expuestos demasiado pronto, antes de que podamos conseguir suficiente información. Propongo ser el mercenario protector del inversor, pues es un rol que me permitiría hablar poco y estar atento a los detalles. Mi papel está claro, si las cosas se ponen feas, os protegeré con mi espada e intentaré salir vivo del embrollo.” Mirando a Perrin con una sonrisa burlona “dile a ese Lord Triskas que practique, por el bien de nuestros cuellos.”

    Perrin rió acordándose de la última vez que intentó colar la argucia de Triskas y su mal resultado, no obstante tenia fe que, de tener que introducirse y hablar seguro que ahora mejoraría el resultado. El mediano agradeció el ofrecimiento de Julian, y al mismo tiempo le daría veracidad el tener a un guerrero fornido a su lado.

    – “Bueno bueno…” intercedió Aldren “Parece que tenemos un plan, pero debo insistir que antes de entrar a hablar deberíamos, el grueso del grupo que no entrará a negociar, esperar desde algún lugar que nos de ventaja táctica para ver el interior, estaría bien que antes de que entréis ahí, sepamos a lo que nos atenemos, además, deberíamos pactar algún tipo de señal ya sea visual o acústica para saber cuando debemos presentar una distracción o ataque para daros una oportunidad de escape si la cosa no sale bien”.

    – “En efecto” afirmaba Julian, de ir la cosa mal no dispondremos de muchos minutos con la cabeza sobre los hombros allí dentro, si no haceis algo desde el exterior posiblemente estemos vendidos.

    Enelio se rascaba la perilla reflexionando… tenían que dar con algo rápido y directo para romper la concentración de los bandidos en caso de maldadas.

    Enelio, no tardó en acercarse a Perrin cuando había ultimado la explicación del disfraz en el mercenario.

    – “Jajajajaja” Una risa surge del semiorco, que hasta entonces estaba atento al entorno. “Hablais tanto que me cargais la cabeza, yo iría a la puerta principal y me liaría a golpes a diestro y siniestro, no se lo esperaran y prefiero ser el que primero pegue”.

    Harth Vilner mostraba una mueca siniestra. Que ironía que el más loco del grupo, aquel bárbaro fuera el que tenía una pizca de razón, en su credo, quien y como marcaba la batalla, tenía más probabilidades de atraer el favor de la llama.

    La tarde avanzaba, y poco a poco el sol menguaba su fuerza, aun así aun solo tocaría media tarde, cuando Draloss se sintió más cómodo en su vigilancia aminoró la marcha y se dirigió a Enelio.

    – “Seguiré el plan” Miraba a Enelio con un semblante amable y hago una leve casi inapreciable reverencia “pero debéis saber que la noche me favorece. Seguramente hagan guardias de noche, pero los veré antes que ellos a mí. Reuniré la información que pueda, este tipo de personas suelen dejar trampas cerca de sus campamentos, tendremos que andarnos con ojo. Si es viable un ataque nocturno también lo veo una opción. “El drow se queda pensativo” Si nos encargamos de los que hacen guardia El mediano y yo podemos encargarnos de los que duermen.

    Enelio asentía, sin embargo antes de responder el mismo drow añadió:

    – “Aunque he hablado muy pronto, primero podemos ir diplomáticamente. Prepararemos algo para huir en caso de que sea necesario como bien añadió Aldren.” Seguidamente miró a Perrin riendo entre dientes “espero que Lord triskas establezca conexiones de negocio con esos bandidos. Igualmente aunque lleguemos a un acuerdo con ellos, no me fiaría de que cumplieran su palabra, tened en cuenta que tipo de personas son, y aparte una patrulla suya ha desaparecido en la dirección desde la que venimos, a lo mejor es pronto para que los den por perdidos, pero sí ha regresado el hombre que liberamos” cierra los ojos el drow esperando no arrepentirse de dejarlo vivo mientras suelta un suspiro. “En fin, me fijaré si está entre ellos… Si por algún casual ha regresado no hay lugar a la diplomacia.”

    – “Si lo veo allí, por los casuales, será al primero que parta en dos” añadió Julian.

    – “Si te me adelantas…” cerró Rom.

    Julian iba comiendo algo de cecina y de vez en cuando le daba un trago a una bota de vino que llevaba en su cinturón y veía el entorno en el que se adentraban, tantos arboles le ponían nervioso, demasiados puntos ciegos, no obstante, observando al drow y como miraba a tantos lados al mismo tiempo le daba cierta inspiración, parecía saber lo que hacía.

    – “Ah, no lo he dicho, pero la tarea de reconocimiento dejadme ir solo, ire más rápido para esa tarea. Establecer un punto de encuentro o campamento provisional a una distancia prudente de ellos sería buena idea.”

    Algunos asintieron ante la petición del drow, después, Draloss volvió a avanzar ligeramente y a observar de nuevo el terreno, pese a que lo tenía todo claro, parecía que algo le preocupaba aún no dijo nada al grupo, eso sí, con el puño hizo ir más despacio a la avanzadilla, estaba buscando cualquier tipo de rastros o trampas.

    Enelio añadió al grupo que, viendo que el bosque que albergaba las granjas iba a dar comienzo, en poco habría que esperar hasta la completa oscuridad para seguir avanzando, pues a pocos pero desconocidos kilómetros podían encontrarse con el emplazamiento de los criminales.

    El mago, observando a Grinler parece que iba a comentar algo pero Draloss y Nissa paran al grupo al mismo tiempo.

    La druida y el explorador se miran, Perrin parece intuir algo entre ellos dos.

    – “Algo va mal, estamos supuestamente a unas millas de ellos, pero aun no hay rastro de pisadas ni cascos de caballo, nisiquiera ruedas de carretas, o no ha pasado nadie en éste camino en semanas o…”.

    – “O han estado borrando huellas” añadió Aldren con preocupación mientras coge su arma de proyectiles buscando por los alrededores.

    – “Eso es… y normalmente cuando voy por el bosque, si escuchas a los animales es buena señal, pues no intuyen un peligro inminente pero … ¿escucháis esos pájaros y búhos?”.

    El grupo se miraba confuso entre si.

    – “No son búhos… alguien o algo está haciendo esos sonidos increíblemente bien” añadió Nissa “estaba dudando, pero no hay duda de que no son búhos”.

    – “Joder… debería haber dudado antes”. Draloss movía sus lilaceos ojos buscando algún objetivo… pero no, no se había equivocado, lo tenía claro. “Pero no hay nadie aquí, lo puedo asegurar, no hay ramas rotas por pisadas, no se han movido arbustos más que por el mecer del viento, el entorno en el bosque, aunque no lo creáis es muy ruidoso, si alguien nos siguiera aunque fuera a gran distancia debería hacer algún tipo de ruido” (No hace falta tirar, tu personaje no duda).

    El mago reunió al grupo en el centro del camino…

    – “Esto no estaba previsto, ¿examinamos a fondo la zona?, buscamos rastros más allá del camino? Avanzamos? Retrocedemos? Amigos… hay que decidir.”

    La noche albergaba el bosque a eso de las 7 de la tarde, y pese a que el grupo no conseguía vislumbrar ningún peligro si habían denotado algo raro en los sonidos de la fauna, para los más tranquilos eran minucias, para los cautos, era la primera señal de que quizás había factores que no habían tenido en cuenta… en el silencio posterior a la pregunta del mago, los últimos rayos de sol murieron entre las altas copas de los árboles que ahora poblaban el bosque que guardaban aquellos excompañeros de Pol, el drow lo confirmaba nuevamente, no había nadie a muchos metros pero… nunca antes en vida se había sentido tan observado.

    Fin del Turno 10

    #721
    Rom (powerfly)
    Rom (powerfly)
    Jefe de claves

    – Salgamos del camino cagando leches! Exclamó Rom.

    Si es una trampa, y todo pinta que lo es, lo mejor es ir por una ruta que no estén vigilando y pillarlos desprevenidos, aunque es posible que ya nos hayan visto…

    – Avancemos en silencio y con cautela bajo el cobijo  de los árboles, que nos guíe el drow, y estad preparados para entablar combate inminente, pues todo apunta que nuestros “amigos” no estarán muy dispuestos a parlamentar con nosotros.

    -Mirando a Grinler- Prepárate, parece que al final habrá acción, seguro que lo estabas deseando!

     

    #722
    Savi
    Savi
    Participante

    El ceño fruncido del mago denotaba su disgusto; Enelio estaba acostumbrado a tener la situación bajo control y lo inesperado no era de su agrado. Ciertamente el bosque se había tornado mas opresivo y las sombras de la noche no hacían si no acrecentar esa sensación. No obstante el mago se debía a la razón y no tenia motivos para desconfiar de los sentidos de Draloss.

    -Mantened la calma y abrid los ojos *El tono de Enelio trataba de parecer seguro* Sin duda algo acecha, pero no esta claro que sea a nosotros…

    Observa un momento al drow, atento a cualquier gesto por su parte que indique la presencia de algún peligro.

    – Avancemos… *asiente hacia Rom* Tratad de permanecer juntos… *mira hacia draloss* Te seguimos.

    #723
    Perrin
    Perrin
    Participante

    Saco mi arco. Me pongo alerta y busco algo que me pueda llamar la atención.

    – Recordad que tienen magos… Quizás usen algún hechizo de ilusión.

    #724
    Yukino
    Yukino
    Participante

    Está claro que esto va á ser aún más complicado de lo que ya parecía.

    Rom tiene razón, hay que cambiar la ruta y a ser posible yo retrocederia un poco sobre nuestros pasos. Veo a Perrin y decido ponerme el arco también.

    Comento que soy buena escalando y que en algún punto puedo subirme a alguna copa de árbol para ver a lo lejos si lo vemos necesario.

     

    #725
    Draloss
    Draloss
    Participante

    *intento concentrarme para encontrar cualquier rastro y ver si puedo encontrar la posición de quien nos acecha*
    ——————————
    Opción 1
    -*Si encuentro el rastro y encuentro la posición de quien nos acecha* *Hago una señal de que me sigan y les indico donde están, intento rodear para pillar por sorpresa* Seguidme y haced el menor ruido posible, se más o menos donde se encuentran y podemos pillarlos por sorpresa. *miro al orco con cara de preocupación* Intenta no apresurarte.
    ——————————-
    Opción 2
    -*Si no encuentro el rastro* Demos un rodeo o cambiemos de plan *lo digo con cierto nerviosismo*. Sea lo que sea nos jugamos el cuello si seguimos por este camino, sabe o saben que estamos aquí. *intento alejarlos lo suficiente como para no sentir el peligro**voy con el arco preparado*

    #726
    Julian Ross
    Julian Ross
    Participante

    El semblante de Julian permanece impertérrito, pero una sombra de nerviosismo va acrecentando en su interior. Pese a que él no nota nada extraño, no es tan necio como para no creer en las artes de aquellos que se saben mover en la magia y en la noche. Ha visto demasiadas cosas y algunas de sus cicatrices aún se ríen de la temeridad que blandía en su juventud. Draloss no tenía por qué mentir. Desenvaina el mandoble y agudiza sus modestos sentidos, más que nada para estar atento y reaccionar a sus compañeros.

     

    -Compañero Draloss, tú mandas, la prioridad es llegar todos con la cabeza encima de los hombros a la hora de la cena -susurra mientras muestra su ensayada sonrisa de falsa indiferencia.

    #727
    Valiser
    Valiser
    Jefe de claves

    Comienzo Turno 11

    La oscuridad poblaba ahora el bosque y las últimas luces del ocaso apenas permitían ver a través de las hojas, las pupilas de nuestros aventureros se iban adecuando al nuevo contraste, mientras nuestro explorador notaba como sus ojos por fin se relajaban.

    El más nervioso de la compañía lo tenia claro, Rom no quería estar allí:

    – “Salgamos del camino cagando leches! Exclamó Rom. Si es una trampa, y todo pinta que lo es, lo mejor es ir por una ruta que no estén vigilando y pillarlos desprevenidos, aunque es posible que ya nos hayan visto…”

    “Avancemos en silencio y con cautela bajo el cobijo  de los árboles, que nos guíe el drow, y estad preparados para entablar combate inminente, pues todo apunta que nuestros “amigos” no estarán muy dispuestos a parlamentar con nosotros.

    Después el enano mira al orco agitando su ballesta cargada:

    – “Prepárate, parece que al final habrá acción, seguro que lo estabas deseando!”

    – “Los machacaré!” gritaba un Grinler que hacia esfuerzos por no hacer ruidos y sus ojos se impacientaban buscando al enemigo, con su diestra asiaba una jabalina como las que el habían bien servido antes.

    El grupo, por instinto se disponía a armarse con sus armas a distancia, mirando los rostros de Nissa y Draloss que, al avisar de los falsos ululos de búho aún estaban midiendo su entorno con la mayor precisión posible.

    El ceño fruncido del mago denotaba su disgusto; Enelio estaba acostumbrado a tener la situación bajo control y lo inesperado no era de su agrado. Ciertamente el bosque se había tornado mas opresivo y las sombras de la noche no hacían si no acrecentar esa sensación. No obstante el mago se debía a la razón y no tenía motivos para desconfiar de los sentidos de Draloss.

    – “Mantened la calma y abrid los ojos” El tono de Enelio trataba de parecer seguro. “Sin duda algo acecha, pero no está claro que sea a nosotros…”

    Observa un momento al drow, atento a cualquier gesto por su parte que indique la presencia de algún peligro.

    – “Avancemos…” asiente hacia Rom “Tratad de permanecer juntos…” mira hacia draloss “Te seguimos.”

    – “No tan rápido amigo, no veo nada extraño por los caminos pero no significa que las tenga todas, necesito tiempo”.

    Harth Vilner miraba a su alrededor incrédulo, parecía que unas sombras y el viento de una noche venidera bastaba para detener la marcha, estaba deseando empuñar el martillo, no obstante algo le decía que la ballesta sería mejor opción si los enemigos no mostraban respeto por una batalla limpia.

    El mediano Perrin, totalmente en alerta después de las palabras de la druida y el explorador sabía que los bandidos solían utilizar artimañas y engaños antes que la fuerza bruta directa, por lo que aquello podía ser el preludio de algo realmente malo, Perrin sacaba su arco con una flecha preparada, aun sin tensar y esperando no tener que hacerlo, con mucha cautela comienza a buscar detalles a su alrededor:

    – “Recordad que tienen magos… Quizás usen algún hechizo de ilusión.”

    (Tirada de Percepción: 1d20+3 =7) El mediano pese a que Draloss había recalcado que no había visto trazas de ramas rotas o pisadas visibles intentó aportar algo al grupo, no obstante en la oscuridad y las dudas de que era fruto de la naturaleza y que del hombre no pudo dar ninguna pista fiable al grupo.

    Aldren no se sentía cómoda en aquel entorno, de los más experimentados solo Enelio, Harth y Grinler parecían mas seguros.

    – “Está claro que esto va á ser aún más complicado de lo que ya parecía.”

    “Rom tiene razón, hay que cambiar la ruta y a ser posible yo retrocedería un poco sobre nuestros pasos.” A la par que la bardo prepara sus proyectiles. “Si hiciera falta podría intentar trepar por algún árbol y mejorar nue…..”.

    – “Parece que la tipa nos salió espabilada… no, no vas a subir a ninguna parte”.

    Resuena desde algún lugar por encima del grupo.

    Aldren no pudo acabar la frase, todo el mundo empezó a apuntar al cielo puesto que varios sonidos procedían de el además, de entre las altas copas de los numerosos árboles y el suelo que pisaban nuestros aventureros se escuchó un tensar de cuerdas, pero aun no se veía de donde venía exactamente el sonido.

    – “Maldición!” El drow empezaba ahora a entender, de entre los arboles frondosos veían ahora arcos apuntándoles pero era imposible haber visto su posición, llevaban trajes con ramajes y hojas y en estado estático era imposible separar que era corteza y rama de los enemigos, sus caras, que los aventureros se esforzaban por ver estaban pintadas con algún tipo de grasa negra. De poderlos contar, almenos veían a 4, pero era muy difícil de poder ver si había algunos más allá arriba si éstos no mostraban movimiento.

    (Los turnos y acciones quedan cortadas a partir de la acción de Aldren y la reacción de los supuestos bandidos).

    – “Parece que tenemos unos valientes…¿heroes? o bastarda versión de ellos” Se escuchan unas risas por los árboles, algunas… no podéis ver de donde provienen excepto de los 4 que si veis, “no tenía fe en pasarnos horas turnándonos aquí arriba pero parece que Miller y Gauss tenían razón, al final algún tipo con aires de grandeza vendría, como el estúpido paladín que ya hemos cogido”.

    Las palabras provenían de un árbol bastante cercano al camino por el cual quedaba en la mitad del grupo.

    – “No hagáis tonterías, tirar las armas y todo irá bien, de lo contrario… seguimos con el plan, y todos dispararemos a los miembros que lleven túnicas y armaduras ligeras, no se que cartas guardais bajo manga pero apuesta a que ese viejo” mira a Enelio “no aguanta una docena de tiros en el pecho, no nos pongamos nerviosos y… quizás podamos hablar ¿si?”.

    El grupo no había vivido nunca una experiencia tan angustiante, aquella táctica era de un grupo de exploradores entrenados, o de una mente muy perspicaz, Draloss seguía sin creer que no hubiera visto rastros, pero en seguida ató cabos y pensó que irían avanzando muy poco a poco borrando todo rastro y huella, lo habían hecho realmente bien… y los habían puesto en un duro aprieto.

    Nissa, ahora suspirando sabía que aquello no eran búhos, sentía cierta ansiedad de volverse con aquellos hombres de mala calaña.

    Ahora el grupo debía elegir, si se movían, Enelio, y muy probablemente alguien más podían caer, o asi lo aseguraban los arqueros.

    Por otra parte nadie aseguraba que, de dejar las armas los fueran a dejar con vida, debían pensar rápido y seguros puesto que, de no sonreir la suerte o las acciones el viaje podía acabar ahí…

    Fin Turno 11

    Bueno, la cosa está compleja, corté acciones posteriores a Aldren puesto que se pusieron nerviosos al decir que quería subirse a un árbol y actuaron, pensar que habilidades tirais bien, (si decidis combatir percepción será muy importante para ver cuantos y donde están los demás), no obstante, ellos tienen la iniciativa y han dejado claro lo que harán.

    Nuevamente, si decidís hablar con ellos, os vais a jugar mucho en pocos chequeos y nadie os da por seguro nada, hablar tranquilamente por aquí por el grupo que queréis hacer pues lo que está claro que os tenéis que sincronizar.

    Archivos adjuntos:
    #738
    Savi
    Savi
    Participante

     

    Atrapados por una panda de vulgares malhechores… Enelio dejó escapar un suspiro, cerró los ojos y tras unos instantes de reflexión lo tuvo claro; No había cabida para una solución pacifica, no con este grupo, no con el fanático de la llama y el salvaje semiorco…

     

    El mago no dudó en coger el único camino que a su parecer el destino ofrecía, y lejos de dejarse atribular aceptó gustoso la apuesta. Antes de abrir los ojos rememoró las palabras del conjuro en el que empeñaría su vida.

     

    Con una extraña sonrisa y el brillo del jugador en sus ojos, Enelio dio un paso al frente alejándose una zancada del grueso del grupo a la vez que con voz firme y airada aceptaba el reto.

    -No me subestimes, alimaña!

    Enelio Vidrionegro levantó su mano y comenzó una salmodia, sin embargo las palabras que repetía en su mente no eran las que su boca verbalizaban. El mago era consciente de que aquel movimiento atraería sobre el los proyectiles enemigos de inmediato, por lo tanto todo su empeño estaba en preparar el hechizo defensivo Escudo al tiempo que su simulado ataque aseguraba el máximo de ataques sobre su persona. Esperaba que eso diera una oportunidad al resto del grupo para reaccionar y rezaba para no morir en el proceso.

    Enelio Vidrionegro se sentía mas vivo que nunca. Con su suerte en manos de la señora sonriente y a merced del beneplácito de Mystra, el mago experimentaba ahora la grandeza de la inmortalidad comprendida en un instante al verse afrontando la certera muerte.

    #739
    Rom (powerfly)
    Rom (powerfly)
    Jefe de claves

    –  Huid insensatos!!!! – Gritó Rom! (a posta para que le escucharan los malechores)

    – No permitiré que te abandonemos a tu suerte! -dirigiendose a Enelio-  Enelio no podrá resistir mucho, pero si atacamos con todo quizás podamos salvarlo y sobrevivamos, el tiempo apremia, esconderos y atacad desde una posición segura!  susurra a sus compañeros

    Fingiendo una maniobra de retirada, aprovecho la distracción provocada por Enelio para cubrirme tras unos árboles y trepar hacia los malechores, con la esperanza de encontrar un blanco más claro al que disparar con la bayesta, o incluso al que atacar con el hacha.

    Rom es consciente de que no es demasiado hábil con armas a distancia pero confía en poder acercarse lo suficiente y en que sus compañeros arqueros puedan ser de más ayuda.

    La suerte esta echada.

     

Viendo 15 publicaciones - del 106 al 120 (de un total de 132)

Debes estar registrado para responder a este debate.